domingo, septiembre 16, 2007

Tormenta fallera en Torrent. (No se me ocurria otro titulo)

Me he tomado unos días antes de expresar por escrito mi opinión sobre la polémica que actualmente ocurre en nuestras fallas (como leí a un amigo fallero de Torrent en un foro ¿Alguna vez las fallas de Torrent seremos normales?)

Y el tiempo, me lo he tomado para poder sacar valoraciones con tranquilidad y tras pensar detenidamente lo ocurrido. Llego a la conclusión que los culpables de esta situación somos todos.

“Las Fallas serán lo que los falleros quieran que sean” está frase la usaba habitualmente Ricard Pérez Casado, alcalde socialista del Ayuntamiento de Valencia, y que también ha usado en alguna ocasión nuestro anterior alcalde Pepe Bresó. En la entrevista que tuve la oportunidad de realizar a Mª José Català en el programa “Nuestras Fallas” de Música y Fallas Radio, le pregunté sobre que modelo de fallas (siempre en sentido general) quería para la ciudad de Torrent. Sorprendentemente para mí, la respuesta fue la frase del Ricard Pérez Casado.

La Alcaldesa de Torrent exige la dimisión del Vicepresidente 1º Ejecutivo de JLF.
Esta situación era totalmente previsible tras los resultados del pasado 27 de mayo, pero no en el momento que se realiza.
Desde el 27 de mayo hasta el mes de septiembre desconozco los contactos existentes entre Ayuntamiento y Ricardo, desconozco si Ricardo una vez configurado el nuevo ayuntamiento puso su cargo a la disposición de la alcaldía.
Lo que es cierto que el mensaje de Ricardo (y espero que no lo tome como un ataque sino como una reflexión) cambia del “a mi solo me puede quitar quien me puso” refiriéndose a la confianza de nuestro anterior alcalde, pasa a “a mi solo me puede quitar quien me ratifica” refiriéndose a la ratificación de la asamblea de presidentes.
La indefinición reglamentaria de nuestras fallas ha permitido que no sepamos muy bien quien elige al vicepresidente 1º de JLF, ya que en el reglamento en vigor que data de 1982 no lo especifica con claridad, y si nos basamos en las actas de las asambleas de presidentes, en el acta de la celebrada el pasado 26/04/07 en el punto 4 del orden del día Informe de presidencia dice textualmente:
Se disuelve la Junta Local y desde alcaldía y concejalia se nombra Vice- presidente 1º de J.L.F. a Ricardo Meseguer el cual presentará la junta en la próxima asamblea” por lo que se puede interpretar que dicho cargo es elegido por alcaldía.
Días después el 30/05/07 en entrevista publicada en Levante-emv podíamos leer
Hay otros organismos que dependen del Ayuntamiento como es la Junta Local Fallera ¿Habrá alguna novedad? – Creo que es el alcalde el que designa al presidente de J.L.F. evidentemente, en su momento escogeré a la persona que crea más responsable y que con más honradez va a llevar la J.L.F.” Dichas declaraciones se podían interpretar que tras la toma de posesión podrían existir cambios.
El 6/06/07 en Levante-emv podemos leer que “La alcaldesa de Torrent gestionará Fiestas y parte de Fallas en el nuevo gobierno."
El 12/07/07 se celebra la primera toma de contacto con la asamblea de presidentes en la cual se comunica entre otros punto que la intención desde alcaldía para el presente ejercicio discurra con normalidad, lo que es interpretado por el mundo fallero como una continuidad con lo ya iniciado.
En este tiempo desconozco los contactos que han existido, pero aparentemente sobre el papel nadie se esperaba ahora esta situación.
La exigencia de dimisión se transforma en cese, ante la petición de Ricardo que se le comunique por escrito, con reacciones colaterales a la misma como ha sido la dimisión en bloque de todos los miembros de JLF.
La dimisión de los miembros de JLF también era una situación previsible si se realizaba el cese de Ricardo, como medida de apoyo al mismo, imagino que queriendo demostrar el equipo que formaban. Entiendo perfectamente la decisión de estos, aunque no puedo compartirla desde el punto de vista fallero.
Siempre nos olvidamos del significado real del estamento de JLF. La Junta Local Fallera son las 27 comisiones de nuestra población y lo que normalmente llamamos JLF es la Junta directiva de la misma, la dimisión en bloque por una fidelidad totalmente entendible a Ricardo, deja en “bragas” a las comisiones que estos representan y que los han designado como representantes de las mismas.

Y es que en esta situación los realmente perjudicados son los falleros de Torrent, a los cuales una decisión política le traslada un problema que ellos no han generado y que son ellos a los que se les pide que lo solucionen, con el agravante de que también se les traslada el problema por parte de los propios representantes de dichas comisiones en la directiva de la Junta Local Fallera.

¿Y que conclusiones puedo sacar de todo esto?

La primera.- El poco conocimiento del mundo fallero que tiene el nuevo equipo de gobierno, poco conocimiento o la toma de la decisión del cese de Ricardo ha sido cuanto menos improvisada, ya que ha creado un problema innecesario en uno de los momentos mas inoportunos para nuestras Fallas, y no me refiero a la proximidad de la elección de las falleras mayores, me refiero al día a día que es lo que realmente le interesa a nuestros falleros.

La segunda.- El acto (insisto, totalmente entendible) de apoyo y fidelidad a Ricardo Meseguer de los miembros de la directiva de JLF, traslada más aun el problema a quienes no lo han creado, que son las comisiones de falla de Torrent. Quizás en su situación yo hubiese hecho lo mismo, pero eso no quita que sea una acción errónea, ya que las comisiones los envían para trabajar por las fallas torrentinas.

La tercera.- La plena confianza en los presidentes de las comisiones de Torrent, que pese al “marrón” que les ha caído, y en el momento y en esta situación, trabajarán duro por que la normalidad llegue cuanto antes y afecte lo menos posible al día a día, cosa que no se ha planteado creo yo al tomar la decisión el equipo de gobierno.

La cuarta.- Si algo positivo tiene todo esto, es que quizás alguien se de cuenta que indefinición reglamentaria que tenemos las Fallas de Torrent, solo puede que ser que negativa. Alguien se ha encargado de paralizar un reglamento durante mucho tiempo, y con dicho reglamente en vigor esta situación nunca habría llegado a darse. Creo que seria el momento oportuno para solucionar esta indefinición.

La quinta.- Muchos serán los que se ofrezcan a “colaborar”. Algunos lo harán por trabajar por las fallas de Torrent como ya lo están haciendo por sus comisiones, otros por que no se cuenten. Pero otros ven la oportunidad esperada desde hace tiempo, y no van por amor a las fallas sino por “motivos personales”.

La Sexta.- La inevitable utilización política de esta situación. La decisión del cese es política, ya que la toma el equipo de gobierno, pero también se está usando para hacer desgaste político. Y a quien salpica nuevamente esto, es a las comisiones de Fallas de Torrent.

“Las Fallas serán lo que los falleros quieran que sean”, yo siempre he dicho “Las Fallas son lo que los falleros nos merecemos”.

50 años después, tenemos la oportunidad de demostrar lo que nos merecemos o que queremos ser.

7 comentarios:

José Antonio dijo...

Estimado Ferran.

Más allá de significados políticos, en este caso creo que ha sobrado quizás un poco de soberbia, y ha faltado mucho de sentido común, cuando uno desconoce un tema, lo primero que debe hacer, es saberse rodear de aquellos que pueden ayudarnos con sus conocimientos supliendo nuestras carencias, en Torrent afortunadamente tenemos la gran suerte de contar con personas ampliamente preparadas en la materia, con alguna de ellas he tenido el privilegio de compartir los dos años que estuve como Secretario General de la J.L:F., y estos 25 años como fallero. No ha habido muchos Vice-presidentes ejecutivos en la Junta, pero mira por donde, yo ostenté mi cargo con dos distintos, el traspaso de uno a otro me tocó en condición de mi cargo “gestionarlo” a mí, el Alcalde ( Jesús Ros ), no eligió al Vice-presidente, se limito a ratificar y dar el visto bueno a lo que habían elegido los Presidentes en la Asamblea, te diré algo más, que hoy por primera vez lo hago publico para que la personas puedan valorar, el comportamiento de unos y de otros: El Alcalde me dijo, José Antonio si en mi estuviera es posible que en su caso mi elección fuese distinta, pero comparto y respeto la decisión que han tomado los Presidentes, porque así tiene que ser, porque son los falleros/as (representados en este caso por sus presidentes ) los que tienen que decidir aquello que consideran lo mejor para las fallas de Torrent.
¿ Que haría la Alcaldesa, si los Presidentes de Falla reafirmaran a Ricardo y lo volviesen a presentar como candidato .?,

Encarna Redon dijo...

Es posible que la Alcaldesa tenga toda la potestad de elegir al vicepresidente 1º, pero él, o el que obstentara ese cargo se merece un respeto como persona y como órgano que representa, pués de la forma que se le ha tratado y cesado menosprecia al mundo fallero. Su gestión ha sido brillante, evidentemente habran diferentes opiniones, pero nadie puede negar su trabajo diario por y para las fallas.
Este hecho, y lo digo absolutamente como fallera y ciudadana demuestra entender poco de fallas pero sobre todo de humanidad y respeto a quienes han dedicado ocho años de sus vidas de la mejor manera que han sabido.
Además personalmente he compartido muchos de esos momentos de trabajo para mejorar las fallas de Torret y aportar seriedad a los eventos.
Entiendo, que su junta dimita, yo misma he conocido el esfuerzo de Ricardo y me siento indignada , debes entenderles a ellos.
De todas formas es cierto que ahora hay que intentar que todo salga bien, pero es un duro golpe para los eventos futuros.
Del mismo modo, creo que ya hay quien está poniendo de su parte para que todo salga bien, aunque creo que las cosas no seran igual por el momento. Sobre todo me sabe muy mal por las cortes que se van y por nuestras falleras mayores, imaginate que triste tiene que ser vivir su despedida en estas circunstancias. Seguramente el que no es fallero ni se lo imagina. Un saludo especialmente para Ricardo y su junta y ánimo para superar el mal trago personal por este cese tan inapropiado.

Anónimo dijo...

A mi como fallera mayor de una falla que fuí y como componente de la Corte de Honor de Torrent que fuí, todo esto que está pasando me parece penoso.
Nadie como nosotras, las falleras de la Corte y nuestras familias sabe lo que Ricardo, Pascual, Nino, etc... trabajaban.
Trabajaban para que a nosotras no nos faltase de nada, es decir, trabajaban por las fallas, pero también por las personas.
Yo no sabía que la alcaldesa o un alcalde en general, podía poner o quitar a una Junta Local, pensaba que los politicos se decicaban a preocuparse por otras cosas y me he quedado sorprendida.
Yo que he votado este año por primera vez, le voté a la alcaldesa,porque era joven y confiaba en ella, pero después de ver esta forma de actuar a la que yo no estaba acostumbrada, la próxima vez me lo pensaré mejor.

Anónimo dijo...

estimada y apreciada ex-fallera major,me sumo a tu comentario,pero con matices,la junta local fallera,decería de ser de todos los falleros torrentinos,y no una sede ,para pegarse las tripadas solo los amiguetes de quien la componen,está claro,debería de ser un local abierto para todos,y no solo para ellos.No voy a entrar en detalles,por que te conozco y tú me conoces,pero podría contar cosas que escandalizarian a cualquiera,entiendes?,o sea que vamos a dejar el tema.

Delincuente Fallero dijo...

Al último anónimo, indicarte que la figura de EX-Fallera mayor no existe.

Anónimo dijo...

En el ultimo comentario que he leido no val mal encaminada la cosa va por ahi, y si no pregunten al ultimo alcalde de un contencioso que tiene pendiente de unos 6 mil euros, sobre una carroza,no olviden que es dinero del pueblo

Delincuente Fallero dijo...

Querido anónimo, si no recuerdo mal dicho tema ya esta zanjado. No se trata de un contencioso pendiente.