miércoles, septiembre 12, 2007

El tempo , el tempo.

Una de mis aficiones, además de las fallas, es el baloncesto aunque lo tenga un poco apartado en los últimos años.

Como seguidor del Pamesa, viví la etapa de Miki Vuckovic como entrenador. Etapa que pese a la sencillez de la plantilla, ha dado las mayores satisfacciones a los aficionados valencianos.

Miki, es un gran conocedor del baloncesto, un “malalt de básquet”, que domina a la perfección este deporte. Y como yugoslavo un excelente estratega, que hizo que con una plantilla sencilla, de casa, que sobre el papel no contaba para nada, ganar una Copa del Rey en 1998 al Joventut de Badalona contra otro gran entrenador, Alfred Julve. (En aquella final de Valladolid con polémicas declaraciones previas sobre el baloncesto de Miki)

Y Miki, tanto en los partidos cuando era entrenador del Dorna Godella, o del Pamesa, sobre todo en liga EBA que la poca afluencia de público permitía además de ver básquet escucharlo, tenia una premisa, “el tempo, el tempo” les decía a sus jugadores. Y es que en esto del básquet controlar los tiempos del partido es muy, pero que muy importante, si lo que se busca es conseguir resultados. Acelerar cuando estas en racha, ralentizar cuando el resultado es favorable, contraatacar, o apurar la posesión.
Miki es un genio, un maestro, conoce a la perfección el baloncesto, quizas en algunos partidos nos aburria, pero hizo que Pamesa Valencia y sus jugadores fuese un equipo grande.

Y es que ciertamente controlar “el tempo”, sin correr, sin precipitarse, como decia Miki, hace que ganes o pierdas un partido.