miércoles, abril 18, 2012

Que los árboles no nos impidan ver el bosque.


Hace unos días, me planteaba si aportar, o no, al texto que será leido mañana, 19 de abril, en la asamblea de finalización del ejercicio 2012. Vista la propuesta de texto a raiz de una reunión de presidentes mantenida el pasado 11 de abril, deduzco que el resumen de todo lo acontecido y de la situación real de las fallas (desde mi particular punto de vista) es "Que los árboles no nos impidan ver el bosque".
Desgraciadamente nuestro colectivo esta carente de la autocritica necesaria para poder avanzar. Esto, unido a otras importantes carencias, nos llevan a mostrar una situación en la que nos encontramos. Y que, personalmente, pienso que tiene difícil solución.
Me consta que esta opinión no sentará bien, me consta que las críticas hacia mi persona, dentro del colectivo fallero torrentino que se digne a leerla, aumentarán, pero esta no es más de la opinión personal de alguien que vive su falla, las fallas, y las fallas de Torrent de una forma muy intensa.

Nota: No hago público el texto propuesto para su lectura en la próxima asamblea por respeto a los presidentes de las comisiones falleros, pero sí hago publica mi opinión, por que siempre me he caracterizado por hablar donde toca, dando la cara y de manera pública, y lo hago para que no se me pueda acusar de no aportar, pero sencillamente mi aportación se enfrenta directamente al sentido del texto propuesto. Que quede claro que esta opinión es a título personal y a modo de reflexión sobre la situación actual de las fallas de Torrent.

Reflexiones sobre el texto propuesto tras la reunión de presidentes realizada el 11 de abril.

El escrito propuesto tiene su principal error en el concepto del mismo, ya que en ningún momento se aprecia asumir ninguna responsabilidad por parte de las comisiones de fallas de Torrent, y que no se ha conseguido asimilar la idea FUNDAMENTAL que Junta Local Fallera la forman las 29 comisiones falleras de Torrent, usando la denominación de Junta Local Fallera para referirse a la Directiva de Junta Local Fallera.
No se trata de un error gramático, si no de concepto, y creo que aquí erradica el mas grave error de lo que ocurre actualmente ya que ni por parte de la Directiva de JLF, ni por parte de los presidentes, representantes de las comisiones, se asume esta importancia. Además centrar las “quejas” en las anécdotas no deja mas que claro la falta de interés, por parte de las comisiones de falla y sus representantes, de "coger el toro por los cuernos" y poner claramente las soluciones y no parches.

Estos “fallos” no son mas que una clara evidencia de la falta de un proyecto claro y definido de lo que queremos para las fallas de Torrent, y el error es achacable a la Directiva de JLF que ha demostrado durante todo el ejercicio no tener una hoja de ruta clara para nuestras fallas lo que les ha hecho actuar de manera improvisada y a salto de mata en muchos aspectos. Pero la carencia de proyecto también es achacable a las comisiones falleras y sus representantes ya que en ningún momento nos hemos querido sentir parte de ello, siendo mas fácil, callar en el momento de hablar y protestar cuando las cosas salen mal.
Esta forma de actuar no aporta nada a las fallas, mas bien todo lo contrario, pero todos sabemos lo que ocurre cuando quieres aportar, ya que esta mejor visto callar.
Pienso, y repito que es una visión muy personal, que tirar balones fuera y culpar a los “otros” de los errores no es mas que una clara demostración de nuestra falta de “responsabilidad”, y si queremos que esto funcione mejor, hay que asumir la responsabilidad sin tapujos. Es por ello que pedir, por ejemplo, la presencia de un Técnico Municipal para que explique la normativa de las carpas, cuando se nos ha entregado un mes antes en una asamblea un documento para solicitar la instalación de la misma en la que va detallado por ESCRITO, todos y cada uno de los documentos que posteriormente se nos solicitará para su acta favorable, lo único que demuestra es precisamente eso, nuestro “pasotismo” hacia las cosas, ni siquiera hemos sido capaces de leernos un documento que debemos firmar y que nuestra firma nos obliga el cumplimiento.
En dicha instancia, entregada en una asamblea de presidentes, figuraban los documentos necesarios para tener la licencia favorable, ni mas ni menos papeles, por lo que entiendo que afirmar que se nos informa de una cosa y se nos pide otra no es mas que hacer el ridículo, ya que con un simple “haberte leido lo que has firmado” les basta para desmontar nuestra queja.

Lo mismo sucede con la queja de la Exposición del Ninot. Bien es cierto que quizás el lugar se puede mejorar, pero desde el momento en el que se comunica, y se acepta, que será este, todos aceptamos las normas del juego, y somos también responsables de que salga lo mejor posible, por lo que también es responsabilidad de las comisiones que los ninots no quepan en la sala, ya que todos eramos conocedores de las limitaciones de la misma, pero ninguno pusimos de nuestros medios para que esta pudiera lucir lo mejor posible.
Hasta las fallas de 2007 era el lugar habitual el Museu Comarcal, durante unos años, para la Exposición del Ninot, habian 2 fallas menos que ahora, y tampoco existían medidas máximas en las bases del concurso, pero las comisiones en aquel momento, conocedoras de las limitaciones de espacio y acceso, se auto-impusieron unas medidas para que toda la exposición pudiera estar visible en la misma sala, incluso cuando en lugar de tener 2 salas disponibles se pasó a 1 única sala. Culpar a la Directiva de JLF de no ser consciente y asumir la necesidad de imponer unas medidas máximas está bien, pero una vez se asume que este será el lugar de la exposición también debemos asumir las comisiones nuestra responsabilidad para que salga todo lo mejor posible.
Lo mismo ocurre con los cortes en desfiles, puntualidad, etc, en este tipo de actos la responsabilidad no es solo del organizador, si no también de los participantes, a veces nos olvidamos de ello. Personalmente he presenciado actitudes de participantes que no han puesto la mas minima colaboración para evitarlo, pero es mas cómodo, no poner de nuestra parte y luego quejarnos que ha salido mal.

El resto de quejas, como he dicho antes, no son mas que anécdotas, producidas por el resultado de carecer de un proyecto claro de lo que queremos TODOS para las Fallas de Torrent.

Si realmente lo reflejado en dicho escrito son los grandes problemas de nuestras fallas, pienso que vamos apañados y mas si esto sale de los máximos responsables de estas.
En lugar de luchar, trabajar y diseñar un proyecto claro y definido para nuestras fallas, saber quienes somos, donde estamos y donde queremos llegar, (para mi esto es lo realmente importante y necesario en estos momentos), nos fijamos en pequeñas anécdotas, sin adentrarnos en el verdadero problema. Que los arboles no nos impidan ver el bosque.