miércoles, febrero 25, 2009

Troll: Un troll o trol es un vocablo de internet que describe a una persona que solo busca provocar intencionadamente a los usuarios o lectores, creando controversia, provocar reacciones predecibles, especialmente por parte de usuarios novatos, con fines diversos, desde el simple divertimento hasta interrumpir o desviar los temas de las discusiones, o bien provocar flamewars, enfadando a sus participantes y enfrentándolos entre sí.


Flamewars:Un flame consiste en un mensaje deliberadamente hostil o insultante enviado sin ningún propósito constructivo; en consecuencia, flaming (a veces españolizado como flamear) es el acto de publicar flames, usualmente en el contexto social de un foro o una lista de correo electrónico, y aquel que los envía recibe el nombre de flamer. A veces se publican como respuesta a un cebo (en inglés "flamebait"), un mensaje provocativo pensado especialmente para generar respuestas insultantes.



Internet no es más que el fiel reflejo de la sociedad, poco se diferencia, yo diría que nada.
Como en otros aspectos de nuestra vida, el uso de herramientas puede que estas sean consideradas como malas, los valencianos tenemos el claro ejemplo de la pólvora, ya que esta en nuestras fiestas es usada para disfrute y divertimento, pero también puede ser empleada para destruir, y en el caso de la fiesta su mal uso puede traernos muy malas consecuencias.

Exactamente lo mismo ocurre con las nuevas tecnologías, entre ellas se encuentra Internet, y como no, los foros, blogs y otras herramientas interactivas.

En materia de los foros, a algunos les sale un sarpullido cuando oyen hablar de ellos, pero yo apostaría y fuerte que no solo son lectores de los mismos, si no que los han utilizado en más de una ocasión con fines muy intencionados.

Y hasta ya existen definiciones a ciertas actitudes en los foros como son Trolls o flamewar, palabras que si alguno tiene el interés de pinchar en el enlace que llevan podrá ver reflejado algunas actuaciones muy habituales en los foros.

Algunos tenemos la costumbre desde hace ya algunos años de usar estas herramientas como medio de puesta en común de opiniones o conocimientos, otros como medio de comunicación o tablón de anuncios. Generalmente los que así actúan, suelen ser personas, incluso entidades, identificadas, que aunque actúen bajo un Nick o seudónimo no esconden su identidad.
He de decir que usada de esta forma, la herramienta es una de las más poderosas que puede existir, y gracias a ella he tenido información u opiniones que de otra forma hubiese sido imposible.
Pero ahora llega cuando alguien decide realizar un uso no del todo correcto, y al igual que en los corrillos de bar, puerta de colegio, o en el parque con el “me han dicho que dicen….” La herramienta es usada de forma totalmente interesada, intencionada, e incendiaria.
Entonces el anonimato permite a los cobardes (igual que en el “me han dicho que dicen…”) a poder entrar en juego. Y no nos equivoquemos, son exactamente iguales en la realidad, capaces de estar en todos los corrillos comentando y aseverando como cierto cualquier chascarrillo por indocumentado que este sea siempre que sea para su propio beneficio, eso sí siempre con el “me han dicho que dicen…..” Por eso siempre afirmo y afirmaré, que lo malo no son las herramientas, si no el uso que se le da.

Y claro, al igual que con los documentales de la 2 que todo el mundo dice que los ve, que queda muy “cultureta”, o los programas del corazón que nadie admite ser fiel seguidor pese a tener los record de audiencia, los foros de Internet no los ve ni Dios, pese a que cuando se suelta un “petardo” los teléfonos echan chispas a llamadas o sms, y luego pasa a chascarrillo de café. Y claro, luego están los que admiten que de vez en cuando los leen pero que nunca escriben pero que los ves claramente reflejados en algunas intenciones y hasta le estás poniendo cara a los mensajes.
Y es que por desgracia, anónimos que pretenderán disfrazar de opiniones, un mensaje intencionado donde sacar su propio beneficio envuelto en la cobardía del anonimato siempre existirán, tanto en los foros de Internet como en los corrillos de los bares con el “me han dicho que dicen ….”

Gracias a los que de una forma u otra aportáis vuestra opinión, información o conocimiento desde el respeto, bien sea identificándoos con vuestro nombre o bajo un seudónimo, ya que permitís que sigamos ampliando nuestras mentes y nuestros conocimientos.