martes, septiembre 08, 2009

Mare em cague!!!!!!!

Mare em cague, me da que es lo que han pensado en la Conselleria de Gobernación con el temita de la normativa de casales. Pasarle la patata caliente a los ayuntamientos en el temita es cuanto menos que curioso. Y lo digo conociendo de primera persona aquella primera reunión en la que el Conseller, nos contó aquello de una nueva normativa (pese a que dejó muy claro eso de que en el 2003 los técnicos ya diseñaron eso de la Sala Polivalente para los casales festeros) con tres tipologías diferentes en función de las actividades que cada comisión festera decidiese realizar en su sede social.

Algunos vimos el inicio de solución a un problema que afecta a la totalidad de la Comunidad Valencia. Pero en las reuniones del grupo de trabajo, la última convocada un 31 de julio (manda narices la fecha), se llega a la solución de que la normativa es la que es, es decir la ley de espectáculos del año 2003, y que si los ayuntamientos quieren realizar ordenanzas municipales (una norma de rango inferior) al respecto, que se apañen.


Mare em cague, es lo que pensarían los responsables de tener que coger este toro por los cuernos, y tener que normalizar y legalizar la gran cantidad de locales festeros que hay a lo largo y ancho de toda nuestra comunidad. Y nosotros quejándonos de los “de Europa” cuando crean normas de la pólvora acusándolos de (como adjetivo “menor”) desconocedores de las tradiciones y cultura de nuestra tierra en esta materia, y los de aquí son incapaces de lidiar este difícil toro.

Mare em cague, de pensar la papeleta que tiene ahora el Ayuntamiento de Torrent en esta materia de casales festeros, ya que a ver quien es el guapo que dice que la norma es la que es, es decir la famosa ley 4/2003, mientras en otras poblaciones vecinas quizás creen una normativa municipal que puede declarar los casales festeros como actividad inocua.

Mare em cague, de pensar que por lo contrario el Ayuntamiento de Torrent a ejemplo de alguna que otra población vecina pueda redactar una norma municipal que declare los casales festeros como actividad inocua, mientras ya son unos 8 los casales que han realizado los tramites (muchos de ellos sin tener denuncia alguna) para obtener la licencia de actividad cumpliendo la ley 4/2003. Si han tenido que recuperar una subvención que figuraba en los presupuestos de 2003 y nunca mas se presupuestó, que tendría hacer en ese caso nuestro Ayuntamiento.

Mare em cague, de pensar que pese a que se creen las diferentes normas en los diferentes municipios para las diferentes fiestas, exista alguien que decida ir vía judicial contra alguna entidad festera y un juez aplique, como es su obligación, la norma superior.

Mare em cague!!!!!!!!!!!!!!
Nota podéis seguir la noticia aquí: