sábado, enero 17, 2009

Sentimiento

Sentimiento puro, en esencia, sin trampa ni cartón, espontáneo, natural y sincero. Eso es lo que ocurrió ayer noche en el Teatro Antoniano, en la presentación de Cronista.
El momento, único, irrepetible, emotivo, como pocos momentos pueden serlo. E insisto, sincero, espontáneo y sin fingir.
Siempre he dicho que las fallas están llenas de envoltorios innecesarios, de lazos que han ido decorando la fiesta hasta el punto de perder la esencia, hasta el punto de no saber realmente lo que son, lo que en verdad es falla y lo que es añadido. Protocolos innecesarios, emociones obligadas, sentimientos que forman parte del guión de las fallas y que han matado la naturalidad de nuestra fiesta.

Pero anoche fue diferente, nada formaba parte del protocolo, nada estaba en el guión, nada absolutamente nada fue fingido por que "es lo que toca, y así se ha hecho toda la vida".
Maite nos hizo anoche sentir la pureza de las fallas, la esencia, el sentimiento, muchos fuimos felices por demostrarnos a nosotros mismos que si que es posible, que si que existe eso en las fallas y al menos por una vez lo hemos sentido. Maite no sabia lo que iba a sentir, y el sentimiento le vino de golpe, sin avisar, y nos lleno a todos los presentes, a todos los participes de esta preciosa locura que fue la presentación de la Fallera Mayor 2009 de Cronista.

Gracias por poder ser participe de esta locura, gracias por hacerme sentir lo que se sintió anoche, gracias por demostrarnos que es posible apartar los envoltorios innecesarios, los lazos que decoran las fallas pero que han acabado por destrozar su esencia y pureza, y que surja el sentimiento puro, de verdad.

PD: Seguramente hoy sea el comentario fallero en todas las presentaciones, seguramente muchos lo tacharan de atentado contra la santa tradición fallera “detotalavida“. Pero lo que se vivió anoche en Cronista fue algo único, yo personalmente comprobé lo que es el verdadero sentimiento, lo sentí, y eso no tiene precio en las fallas de hoy en día.
Existen muchas formas de entender el "fallermayorismo", yo me quedo con esta. Sentimiento puro, en esencia, sin trampa ni cartón, espontáneo, natural y sincero.
A algunas frases que escuche anoche como "Sois la hostia", "Solo hay que venir a Cronista para que nos dejéis helados" yo añadiría, "Esto solo puede ocurrir en Cronista" y estoy muy orgulloso de eso.