viernes, enero 25, 2008

Buena idea, mala idea.

Seguramente, el reparto de preservativos entre jóvenes, como acción dentro de una campaña de Información sexual para evitar embarazos no deseados o las enfermedades de transmisión sexual, sea una buena idea. Pero hacerlo a la salida de un Grupo de Juniors o en la puerta de la Iglesia a la salida de misa, la verdad que de buena no tiene tanto.