martes, julio 28, 2009

Gracias por enseñarme.

Cuando decidí dedicarle un post, lo primero que hice fue llamarle para consultarle si podía decir su nombre. Por lo que lo conozco sabía que la respuesta sería negativa, pero ya le indiqué claramente que sería protagonista de una de mis “reflexiones” en este blog personal.

Tras mi imagen de pedantería, los que bien me conocen saben perfectamente que soy todo lo contrario, aunque reconozco que la mascara pedante la suelo usar con habilidad.
Siempre he dicho que uno puede estar aprendiendo constantemente en la vida y por lo tanto en este mundo, que tanto me apasiona, que son las fallas.
Un servidor siempre ha dicho que aprende de aquella gente que le puede aportar algo, y este es el caso del protagonista de este post.

Quizás sorprenda que el protagonista tenga 20 años, pero su juventud no es motivo para que uno, que lo dobla, disfrute de su compañía, y ya en el sentido mas egoísta aprenda de él.
Su juventud le hace ser inquieto y espontáneo, pero al mismo tiempo es muy respetuoso con los mayores de los que le gusta aprender. Demuestra ser inteligente cuando tiene dudas de sus planteamientos ya que no se queda en ellas si no que analiza hasta llegar al convencimiento de que son los correctos.
Para él no existen barreras ni impedimentos y es capaz de conseguir lo que se proponga y le encanta hacerlo por si mismo, sin ayuda, le cueste lo que le cueste, ya que es tenaz y constante es sus propósitos, muy pocas veces pierde la ilusión.

Le encanta aprender, beber de todas las fuentes, aunque los mayores le digan que algunas no son las correctas, pero el quiere sacar sus propias conclusiones, ser él mismo el que decida si son o no correctas, si se equivoca, prefiere hacerlo él mismo a que otros le lleven a la equivocación.

Y con una persona así, sobre todo por su juventud, uno no puede mas que sentirse orgulloso por tenerlo entre sus amigos, ya que aunque él no lo crea, a un servidor le está enseñando constantemente, y no solo en materia de fallas.

Muchas gracias por enseñarme.
Nota para el protagonista de este post: Se que la foto te gustará.