martes, julio 28, 2009

Distintas varas de medir.

A mi me ha quedado claro.

No he tenido mas que leer algunos comentarios expresados en La Opinión de Torrent, para comprender que existen dos varas de medir en materia de Fiestas vs. Fallas en el Ayuntamiento de Torrent.

Usaré algunos de los argumentos que defensores de la gestión en materia de los conciertos de este año han usado.

“Llevamos dos años con grandes conciertos y primeras figuras del panorama nacional y eso vende: hoy mirando la tele se ha hablado del concierto del canto del loco, si oyes los 40principales, anuncian a la oreja para el sábado en Torrent, y la prensa del corazon estara en primea plana viendo a la pantoja; NUNCA torrent habia salido tanto por sus fiestas en la tele.”
Este argumento era expresado el lunes 20 de julio de 2009 por Anónimo90verdadero.

“¿pero esta gente de que va? es una noticia de un conciertazo que te cagas que se celebró ayer en Torrent (capital de la música, de la comarca) y mi pueblo.”
Argumento de Rafa el 20 de julio de 2009.


“creo que Torrent está cambiando en lo musical, se afianzan festivales como el rockejat con la combinacion de grupos de renombre y otros no tan conocidos de buena calidad, se apuesta por grupos locales, y fuera de la politica lo unico que importa es la musica y torrent se v a convertir en un punto de referencia, eso lo debe perseguir cualquier politico”
Argumento de SN del 21 de julio de 2009.

Y con estos argumentos, si es lo que se busca, encuentran lógico que se decida traer a primeras figuras del panorama musical ya que al parecer el objetivo es ese, que Torrent se encuentre entre las ciudades referentes a nivel musical. Insisto que interpretando dichos argumentos.

En materia de fallas, la cosa cambia, estos argumentos al parecer no son validos, o simplemente el objetivo marcado no es el mismo, es decir no se pretende que Torrent se encuentre entre las ciudades referentes a nivel fallero.

A mi se me ha quedado claro.



Nota: Vuelvo a insistir que en esto no tiene culpa el contratado final, ya que cada uno se gana la vida como puede.